domingo, 21 de octubre de 2007

"La señal", de Ricardo Darín y M. Hodara: UN DESATURADO POLICIAL NEGRO, O SEA: GRIS (por halbert)

La señal es un filme casi sin conflicto, primer pecado en un guión cinematográfico que intente contar una historia. Eso no quiere decir que no existan filmes que sean más descriptivos, ya sea de un lugar o una época, pero si la película pretende narrar algo (y más en un género policial), es interesante que se presente un conflicto principal, y el del filme que se trata es más que leve.
Como es sabido (y si no se aclarará aquí, luego del paréntesis que sigue) el guión fue escrito por el director Eduardo Mignogna, autor también de la novela original, e iba a ser su próximo intento cinematográfico. Sin embargo, lo sorprendió la muerte antes de iniciar el rodaje y su protagonista, Ricardo Darín, tomó las riendas del proyecto y se puso como co-guionista y director, debutando en la tarea y secundado por Martín Hodara.
La historia tiene lugar en una Buenos Aires de 1952, rodeada por la noticia de la agonía de Eva Perón. Dos detectives-amigos, Corvalán (Darín) y Santana (Diego Peretti) se dedican a resolver casos menores de esposos traicionados o esposas engañadas. Un día, Corvalán recibe a una clienta sexy (Julieta Díaz, que como femme fatal no da), con un planteo oscuro (y poco claro para el espectador) que incluye gangsters, tiros, asesinatos, traiciones y todos los ingredientes típicos de los policiales negros de esa época, y a partir de allí todo lo que suceda con el detective tendrá que ver con este caso hasta el dramático (?) final.
Cuesta tener identificación y empatía con los personajes, por lo que el drama que pueda estar viviendo el protagonista (además del entuerto en el que se ha metido) no llega al espectador: ni su relación con una amigovia (Andrea Pietra) - que puede estar engañándolo sentimentalmente- ni sus visitas a un geriátrico donde se halla su padre enfermo (Walter Santa Ana), ni su amistad con su socio o la devoción por Lobo, su perro.
Hay mucha prolijidad en todo lo concerniente a la puesta en escena: la dirección artística y el vestuario, recreando aquella Buenos Aires de los cincuenta, o la dirección musical del propio hijo de Mignogna, Juan Ponce de León (sí, el de Verano del 98), pero no alcanza si la historia que se nos está presentando carece de conflicto y, principalmente, de un antagonista claro que se enfrente al protagonista, más que anónimos hombres de negro con pistolas o ametralladoras, que responden a un capo mafia al que se lo muestra únicamente por foto o en un plano lejano.
La sorpresa del final (para el espectador más aguzado, ni eso) y el buen uso de los recursos técnicos (principalmente la fotografía oscura y desaturada) no salva a La señal de ser una película fría, poco entretenida y carente de emoción. Sí vale como tributo a su fallecido autor al que Darín y Hodara, generosamente, dedican en el último plano que cierra la función. Hasta siempre Eduardo!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Comparto la opinión, un bodriazo!

Anónimo dijo...

La señal...la señal...
la fui a ver... arrastrado por mi señora.
Una pelicula: (ARGENTINA)una produccion bastante ambiciosa para una pelicula bastante aburrida, mas o menos por la mitad me dormi es que no sabes ni a donde va ni de donde viene,ojo lo mas rescatable es el vestuario y la ambientacion pero hasta hay nomas sE notan los planos cortos cosa de no tener que extenderse mucho jeje pero bue esta Darin (buen actor) pero con eso solo no basta y menos si tambien esta Peretti que (cuando se van a dar cuenta que no sirve para nada mas que para comedia)con esa nariz por diosss
falto una buena historia, algo mas llevadero e interesante estaria bueno, bue lo que rescato tambien es haber escuchado algo de opera en la pelicula, aunque ovbiamente no iba mucho con la pelicula pero almenos me sirvio para despertarme.
saludos profe!!!
aqui Juan Manuel Chavez
critico (caradura) de salón

Ariad dijo...

Concuerdo con que el guión deja bastante que desear, pero destaco la actuación y la ambientación en la película (incluso Julieta Diaz que a mi criterio cumplió con su papel bastante bien)... tiene detalles bastante obsesivos, aún cuando Darín confesó no haberse obsesionado con esas cosas... Mi papá que vivió en esa época se emocionó mucho con esas cosas... Tal vez es una de esas películas que sólo emocionan si se las vincula con un antecedente o vivencia personal...

JackfknTwist dijo...

Halbert, en primer lugar, Felicitaciones y muy bienvenido al mundo blogger! Qué buena sorpresa me has dado...
Aguzada crítica de una película que no he visto, fuiste preciso y muy claro en tu análisis, de hecho, me anoté mentalmente un par de aspectos a tener en cuenta cuando uno relata una historia. De todos modos, de lo que pude ver en algún programa de tv, me gustó la recreación de época y lo que destacás, respecto de la decisión de filmar con una imagen desaturada.
No leí los otros posts, no quise esperar a dejarte un comentario, así que ahora sigo leyéndote.

Exitos totales, flamante bloguero!
Aquí me tendrás.

JfT

Anónimo dijo...

Me encanta la objetividad con la que hacés los comentarios, los análisis inteligentes y detallados, sin irte por las ramas. En síntesis... Muy bueno, Alberto!
Carla

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo conla critica hecha al film "La señal" es aburrida, carece de conflicto y este sitio esta barbaro!!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...