viernes, 19 de octubre de 2007

"En el dormitorio", de Todd Field: DESGARRADORA HISTORIA FAMILIAR (por halbert)

Qué bueno es recibir del país del norte, muy de vez en cuando, filmes como el que nos ocupa. Estamos frente a una producción estadounidense; desde su director Todd Field, hasta casi todos sus intérpretes y artistas participantes delante y detrás de cámaras. Sin embargo el tratamiento que se le da al filme huele a europeo: un tempo pausado, con grandes silencios, poca música incidental, actuaciones medidas pero excelentes, sin la grandilocuencia a que nos tiene acostumbrados el Hollywood de siempre.
Desde el trailer que promociona la película, todo hace pensar que presenciaremos un thriller dramático en la que una familia, compuesta por un matrimonio (Sissy Spacek y Tom Wilkinson) y su único hijo adolescente, se ven acosados por un violento hombre, celoso de que su ex mujer (Marisa Tomei) esté noviando con el joven.
En cambio, Field se centra en el intenso dolor de una familia típica americana y en su gradual desintegración (por motivos que no serán revelados en esta crónica). El hondo vacío al que se ve sometido el matrimonio protagonista, junto a la incomunicación y a la desesperanza provocadas por la crisis, se va convirtiendo de a poco en un deseo de venganza, producto de la impotencia, y principalmente por la injusticia de un sistema que no los ampara. El director elige diferentes momentos en la cotidianeidad del matrimonio para retratar el deterioro de las relaciones: la mujer mirando la TV todo el día sin advertir prácticamente la presencia de su marido, pasando por la pérdida de atención del hombre a todo lo que ocurre a su alrededor.
El elenco está impecable, tanto los secundarios como los protagónicos: desde el matrimonio amigo presente en los momentos difíciles hasta el ex marido violento que no deja en paz a una Marisa Tomei que, en breve pero fundamental participación, entrega una acongojada y débil ex mujer que intenta una nueva vida con un joven.
Pero son los excelentes Spacek y Wilkinson los que llevan adelante el relato con sus estupendas composiciones, y nos transmiten con miradas, silencios, llantos y especialmente en una intensísma discusión, la destrucción interna que padecen.
Con economía de recursos, inusual en este tipo de dramas familiares, el director presenta un filme de impecable factura, contundente por su argumento, y terrible por su tratamiento. Pausada, con poca música y con largas escenas dialogadas, vivimos junto a los protagonistas su descalabro emocional.
"En el dormitorio" deja una sensación de amargura, y nos sume en un silencio inquebrantable al finalizar , principalmente por la identificación que sentimos frente a tan desgarradora historia de la que todos podemos ser víctimas.

2 comentarios:

JackfknTwist dijo...

Exacto, desgarradora y contundente. Me encantó tanto como me estremeció.
Las actuaciones, impecables, antológicas.

JfT

Anónimo dijo...

PELICULA QUE NO ME GUSTO NI UN POCO... JEJE nose porque, pero no me atrapo para nada. Nos diste un trabajo para hacer sobre esta peli y me acuerdo que mi critica fue muy dura.. jajaja. Tendria que volverla a ver, para ver si me atrapa un poco mas..
Agustina

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...