viernes, 19 de octubre de 2007

"Celebrity", de Woody Allen: COLORIDO MUNDO EN BLANCO & NEGRO (por halbert)

Woody Allen desembarcó en las pantallas con su gran producción: Celebrity. Si bien el filme transcurre en el mundo del show business (o submundo podríamos decir?), básicamente es la historia de dos personas. Lee y Robin son un matrimonio que, ya separado, toma rumbos muy distintos, no muy feliz en el caso de la esposa, ya que decide internarse en un convento, donde hasta el cura que lo preside es una celebridad porque tiene un programa de TV. La histérica mujer quedó destruida luego del divorcio, sin poder haber rehecho su vida.
Vemos en un flashback cómo Lee le pide el divorcio una noche, en un parque, ante la insistencia de ella de escuchar de boca de su marido el nombre de la amante que motiva la decisión, repitiendo: "No me voy a enojar, no me voy a enojar!", sabiendo que va a estallar cuando escuche el nombre de su mejor amiga. Tragicómica y logradísima escena, una de las tantas que tiene a cargo la genial Judy Davis, lo mejor de la película, al igual que la ´lección´ de sexo oral que le da una prostituta para reactivar su vida sexual con su nueva pareja.
Mientras tanto Lee, periodista y escritor, con su ´aparente´ gran vida, se relaciona sexualmente con la fauna de celebridades que le propone el medio en el que se mueve: una estrella de cine ´fiel del cuello para abajo´ según ella, una modelo que se excita con sólo acariciar su mano, una editora de libros, y hasta una cama de a cuatro armada por Leonardo Di Caprio con dos amiguitas. Finalmente, la única mujer de la que queda prendado es la que lo convierte en el engañado y no en el engañador, papel que mejor desempeñaba hasta el momento.
A lo largo del filme vemos el peregrinar de Lee y Robin que luchan por seguir adelante con sus destinos, cada uno por su lado: el primero sin conseguirlo (la única copia de su novela es arrojada al río por su abandonada amante de turno) y Robin logrando una metamorfosis física y espiritual, convertida de la noche a la mañana en una celebridad que conduce un famoso programa de entrevistas, dirigida por su flamante esposo.
El encuentro final del ex matrimonio en el hall del cine resulta perfecto, en contrapunto de un anterior cruce en otro hall, cuando la situación de ambos era diferente, resultando los roles de desgraciada ella y feliz él totalmente intercambiados en esta oportunidad. "El amor es cuestión de suerte", le dice Robin a su ex, justificando su éxito, convertida en ´el tipo de mujer que antes odiaba´, y sin sentir culpa por ello.
El filme se cierra igual que como empezó: con el pedido de SOCORRO que la estela de un avión describe en el cielo, sólo que esta vez cobra un sentido particular cuando vemos a Lee desolado, observando la pantalla, paradójicamente solo en medio de una sala de cine atestada de gente que disfruta de la película, menos él. Exquisita ironía tramada por el ingenio de un Woody Allen que reflexiona que el destino nos puede deparar la vida que menos sospechamos.
El por qué Allen no filmó en color no tiene una respuesta concreta; ya lo había hecho antes en "Manhatan", "Broadway Danny Rose" o "Zelig", entre otras. Podríamos creer que el ´colorido´ mundo de las estrellas está retratado en blanco y negro, mostrando lo gris que resulta pertenecer a ese medio banal, vacío, superficial, en el que pocos se salvan, y del que el mismo Allen se mantiene al margen (aunque es una celebridad a pesar de no quererlo).
La típica banda de sonido que caracteriza a todos sus filmes, jazz y música clásica, está presente y, junto a la fotografía, constituyen lo mejor de la parte técnica de CELEBRITY.
La nombrada Davis secunda perfectamente al inglés Kenneth Brannagh, éste último copiando los movimientos y tonos del mismo Woody (el rol fue escrito para Alec Baldwin, que no pudo participar del filme). Además de los mencionados, aparecen en pequeños papeles Winona Ryder, Melanie Griffith, Joe Mantenga, las bellísimas Charlize Theron y Fammke Jansen, y Bebe Neueerth, entre otros.
Celebridades o no celebridades, esa no es la cuestión. Ninguno de nosotros está exento de transitar el insospechado e incierto camino que tenemos por delante y que desconocemos. Ni vos Woody.

2 comentarios:

JackfknTwist dijo...

Qué buena debe estar Celebrity... un producto bien Woody Allen.
No tengo que perdérmela.

Buenísima la reflexión que cierra el post.

Halbert, te he leído y he disfrutado de tus comentarios y crítica. Te felicito una vez más, me encantan tu redacción clara y precisa.

Aquí seguiré.

JfT

Taiyo dijo...

Me alegra ver como este blog sigue evolucionando...
voy a tener q pasar mas seguido por aK =·3...

si me permite una recomendacion a la lista de peliculas, hay una en particular que me recomendaron y realmente me gusto.
Diario de una pasion o The Notebook. Es un drama de muy larga duracion con actores poco conocidos (por no decir nada), pero exelente en cuanto a la historia...
Se la recomiendo y realmente me agradaria ver su analisis de esta pelicula.

Mucha suerte! Nos vemos! ^^!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...