viernes, 19 de octubre de 2007

"Psicópata americano", de Mary Harron: DÉCADA PSICÓTICA (por halbert)

Quién dijo que los 80`s terminaron? De ninguna manera! Están de regreso de la mano de AMERICAN PSYCHO ("Psicópata americano"), por momentos thriller, comedia de humor negro de a ratos y sátira social en toda su concepción.
Patrick, un yuppie treintañero, narcisista y arrogante, comienza su rutina diaria de ejercicios físicos y aseo personal cual ritual religioso: saltar a la soga, hacer abdominales, darse una larga ducha y aplicarse una inimaginable cantidad de cremas y productos para verse `bien`. Seguramente sus compañeros de trabajo (que son calcos de él) proceden de la misma forma cada mañana. Lo único que posiblemente diferencie a nuestro protagonista es que, en lugar de acompañar todos estos ejercicios con música, lo hace con películas pornográficas y de terror. Su hambre de sangre lo lleva a cometer homicidios de prostitutas, competidores, `homeless` y modelos tontas. Eso sí, siempre preludia cada asesinato haciendo un análisis exhaustivo de los últimos discos de moda: Phill Collins, Whitney Houston, entre otros.
La estética ´ochentista´ está siempre presente: desde la música, por supuesto, hasta los peinados embadurnados con gel, el maquillaje exagerado, la ropa colorida y los boliches con rincones preparados especialmente para drogarse.
La directora retrata la vida vacía de estos jóvenes de alta sociedad, donde el sexo, las drogas, la infidelidad, la competencia desmedida y los restaurantes de moda son los pilares en los que se basan sus vidas.
Sobran escenas antológicas en el filme, desde el triángulo sexual filmado con las prostitutas, hasta el `duelo` de tarjetas personales de los jóvenes empresarios.
Christian Bale se mueve con comodidad en la piel de Patrick y le saca el jugo a su personaje, haciéndolo obsesivo por el orden y la limpieza, especialmente para cuidar que la sangre de sus víctimas no le ensucien la carísima alfombra de su departamento.
Lamentablemente la censura local le arrancó cinco escenas (sí, cinco!!!) que sólo los cinéfilos podrán disfrutar alquilando el DVD, aunque, convengamos: la sangre salpica mejor en pantalla gigante.

1 comentario:

JackfknTwist dijo...

CINCO escenas???!!! Corro a alquilarla YA!
Genial el análisis.

JfT

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...