miércoles, 10 de marzo de 2010

Crítica - "La propuesta" (2009), de Anne Fletcher: BULLOCK Y LA REPETICIÓN CONSTANTE (por halbert)

Parece que en EEUU ya se han acostumbrado a ciertos guiones de comedia que no sólo bordean lo elemental, sino que los son en un 100%. Y lo triste es que lo protagonice una (a esta altura) reconocidísima comediante como lo es Sandra Bullock. La sensación que da es que la flamante ganadora del Oscar elige proyectos que tengan un asegurado suceso en taquilla, y lo peor es que acierta, dado que a medidados de 2009, el estreno de "La propuesta" arrasó con 34 millones de dólares en su primer fin de semana de estreno.
Este guión del harto conocido tipo de historias en las que dos seres opuestos deben convivir y llevar adelante una mentira que los beneficia a ambos, da cuenta de lo que suele triunfar en el cine; aquí, la sinopsis, sepan disculpar:
Margaret (Bullock) es una poderosa editora que se enfrenta a ser deportada a Canadá, su país de origen. Para evitarlo, la astuta ejecutiva obliga a su fiel asistente Andrew (el ascendente Ryan Reynolds), a casarse con ella. Andrew acepta participar en la farsa pero con algunas condiciones que aseguren su futuro en la editorial. La supuesta pareja se dirige a un pueblito de Alaska, a conocer a la peculiar familia de él, y Margaret, acostumbrada a tener todo bajo control, se encuentra inmersa en situaciones que escapan a su cotidianeidad. Con planes de boda en camino y un agente de inmigración tras sus pasos, Margaret y Andrew se comprometen a seguir con el plan previsto pese a las consecuencias. Lógicamente, las clásicas escenas de Bullock cometiendo todo tipo de torpezas físicas, están. Léase la escena en la que no encuentra toalla en el baño y sale desnuda mientras el perrito travieso de la casa le ladra; léase la escena en la que debe evitar que ese mismo perrito sea secuestrado por unas águilas que sobrevuelan la zona; léase la escena en la que cae de una lancha en marcha y acusa no saber nadar, etc. La clásica escena del matrimonio a punto de concretarse en el altar, pero fraguada por uno de sus protagonistas tampoco falta (convirtiéndose en el segundo punto de giro del guión: bien de manual). En fin, sin dejar de entretener, el filme de Anne Fletcher (la misma de la insufrible "27 bodas") sigue "a rajatbla" todos (¡todos!) los lugares comunes de este género tan bello, pero que se ve malogrado por la insistencia en generar historias repetidas, con personajes repetidos, y acciones calcadas en una y otra comedia de enredos que "inventa" el tan poco original país del norte.
Peter Weir había filmado una similar historia: "Matrimonio por conveniencia" en 1990, demostrando que se puede ser original y agregar un final insospechado para muchos habitués de este tipo de filmes. Lástima que Bullock se la perdió...

2 comentarios:

Francisco García dijo...

Un blog muy completo. Enhorabuena por ello! Estaré atento a tus posts.
Un saludo.

HALBERT dijo...

Muchas gracias Francisco!!! Serás siempre bienvenido!!!
Un saludo grande!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...