miércoles, 20 de agosto de 2008

FOTOS COMENTADAS

La soga (1948), de Alfred Hitchcock

Brandon (John Dall): Los davids de este mundo casi no ocupan un lugar en el espacio. Por eso era la víctima perfecta para un crimen perfecto. Y además no había conseguido su graduación en Harvard, de modo que resulta un homicidio justificado. Escúcheme Sr. Kendal, esos pocos son los que poseen un valor intelectual muy superior que está por encima de los tradicionales conceptos morales. El bien y el mal, lo justo y lo injusto, son términos inventados para la gente que los necesita, porque son inferiores.
Sr. Kendal (James Stewart): ¿Está de acuerdo con la teoría de Nietzsche sobre el superhombre?
Brandon: Sí, por supuesto.
Sr. Kendal: Hitler también.
Brandon: Hitler era un salvaje paranoico, sus superhombres no eran más que vulgares asesinos sin cerebro. Yo los ahorcaría a todos. Sin lugar a dudas. Por el simple hecho de ser estúpidos. Yo colgaría a todos los incompetentes y locos que existieran en este mundo.
Sr. Kendal: Pues debería colgarme a mí primero, porque no sé dilucidar sí me habla en serio o en broma. Lo que si sé es que prefiero no seguir escuchando sus conceptos sobre la humanidad ni sobre los seres que viven en nuestro mundo civilizado.

2 comentarios:

Diego Ignacio Perazzo dijo...

Excelente película

HALBERT dijo...

Asì es Diego, la volvì a ver esta semana y por eso ingresè este post. Gracias por el comentario!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...