jueves, 22 de agosto de 2013

Crítica - "Vino para robar" (2013), de Ariel Winograd: "LADRONES DE GUANTE BLANCO (Y USADO)" (por halbert)


Luego de "Cara de queso" (2006) y "Mi primera boda" (2011), el director argentino Ariel Winograd nos presenta una nueva comedia, en este caso con tintes policiales.
Sebastián (Daniel Hendler) conoce a Natalia (Valeria Bertuccelli) cuando ambos intentan robar una importante pieza de arte de un museo, cada uno por su lado. A partir de allí, y por motivos de la trama, deberán unirse a la fuerza para robar una valiosa botella de Malbec de Burdeos de mediados del siglo XIX -uno de los mejores vinos del mundo-, celosamente guardada en la bóveda de un banco ubicado en la provincia de Mendoza.

El filme se esmera en ser novedoso y divertido, pero lo logra a medias. Si bien el estilo de personajes y de película es inusual en el cine argentino, el cine estadounidense nos ha dado ejemplos de sobra, desde "Cómo robar un millón" hasta "El caso Thomas Crown" o cualquiera de la saga de "Ocean´s eleven", y ni hablar de las "Mission: impossible"; en la mayoría de ellas, el conflicto central pasa por los robos de piezas de arte o de grandes sumas de dinero o de, en muchos casos, de robo de información (un bien muy preciado en este siglo XXI).
La puesta en escena es atractiva y los escenarios naturales de la provincia de Mendoza ayudan a crear el clima necesario para que los protagonistas vayan cimentando su obvio romance que, en este caso, sabiamente o no (que lo decida el espectador), apenas aparece.


Por otro lado, el afán del director de "mechar" guiños "a lo argento", como la inclusión de apellidos de grandes y reconocidas figuras del fútbol nacional a varios personajes secundarios, distrae la atención de lo importante y no suma.
Más valiosa por su aspecto estético, gracias a la iluminación, la composición de encuadres (fotografía que le dicen, a cargo de Ricardo De Angelis) y la música de Darío Eskenazi, Winograd sale airoso si se le pone el foco en lo audiovisual; en cuanto al guión, no sorprende y la historia va por cauces ya muy transitados por el cine.


Si bien Hendler y Bertuccelli logran una buena química, sale más airoso el primero, ya que la actriz argentina, si bien resulta creíble en su rol de ladrona, no lo es tanto cuando debe jugar el papel de femme fatale.
Con participaciones secundarias de Mario Alarcón, Martín Piroyansky, Juan Leyrado, Alan Sabbagh y Pablo Rago (los dos primeros, más destacados), "Vino para robar" entretiene un poco, pero no genera ningún tipo de emoción y ello se siente y se refleja en el resultado final.


2 comentarios:

Jose Maria Mera dijo...

Hola es un placer invitarte a nuestro club, un pequeña iniciativa que está dando grandes resultados en tan poco tiempo que llevamos con ello, su nombre es Traffic-club, no se si sabrás algo de nosotros, en las redes circula nuestra promoción casi a diario, consiste en una pagina de administracion donde todo el que desee puede dejar su direccion web y entrar en el club, pedimos visitas por visitas, es decir todos nos seguimos, leemos y comentamos en nustrso post, está teniendo un exito inesparado de verdad, compruébalo tu mismo, pronto para invierno si la cosa marcha igual seremos unos 30 en apenas dos meses, y debido al exito todos los miembros contarán con un directorio web para aún sean más visibles y públicos. un saludo y te dejo el enlace, el club está dentro de este blog de terror,

Pablo Martinez dijo...

Coincido mayormente con todo. Pensamos muy similar sobre esta película. La verdad no puedo creer como la crítica argentina le encontró un tono hitchcockiano a la historia. ¿Es solo por la remera que usa Bertuccelli en una escena? Por favor.. no califica ni de lejos.

En fin. En un sitio para el que escribo hice una crítica similar: http://lamiradaindiscreta.com.ar/enrular-el-rulo/

La podés leer en mi blog también. http://el-blog-de-palitoh.blogspot.com.ar/2013/08/vino-para-robar.html

Un abrazo! Nos leemos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...