miércoles, 17 de octubre de 2012

Crítica - "Luces rojas" (2012), de Rodrigo Cortés: "HIPNÓTICO Y TENSO THRILLER CON GRANDES ACTORES" (por halbert)


Habiendo debutado en el largometraje con “Concursante” (2007) y logrado atención internacional y enorme impacto con “Enterrado” (2010), el director español Rodrigo Cortés presenta su tercer trabajo, “Luces rojas” , un intrigante thriller sobrenatural, para el que ha contado con los protagónicos de Sigourney Weaver, Robert De Niro y Cillian Murphy.

La trama arranca poderosamente, con una intensa escena de espiritismo en una alejada casa, a la que fueron convocados la doctora Margaret Matheson (Weaver) y su joven asistente Tom Buckley (Murphy). Ambos se dedican a desenmascarar los fraudes de quienes se atribuyen poderes paranormales, y lo logran una vez más en esta escena inicial.

La investigadora, con la soberbia de quienes triunfan en sus descubrimientos, presenta sus teorías dando clases en una universidad, pero su altanería se derrumba cuando se entera que, tras treinta años de ausencia, el legendario psíquico Simon Silver (De Niro) reaparece en escena, convirtiéndose en todo un desafío para científicos y escépticos.


A pesar que Margaret pretende no involucrarse, porque Silver es el único que, en el pasado, la ha hecho dudar sobre sus propias certidumbres (relacionado con una subtrama que implica al hijo de ella), su asistente Buckley empieza a obsesionarse con él y con los fenómenos que lo rodean.
Un sorprendente giro relacionado con el personaje de Sigourney Weaver hace que el de Cillian Murphy se lleve todo el peso y dramatismo de la historia, hasta un final con (tal vez) demasiada parafernalia.


Lamentablemente, en ningún momento emocionan o angustian los devenires de los personajes principales, a pesar que la construcción de los mismos incluyen características dignas de ello. Sí hay que reconocer el gran trabajo actoral de Weaver y Murphy, logrando excelente química entre ambos y con una presencia hipnótica en las escenas que llevan adelante, tanto juntos como separados.
Robert de Niro le aporta su enorme estampa al reparto, erigiéndolo como poderosa figura antagónica del relato. Toby Jones, Joely Richardson, la ascendente Elizabeth Olsen y "nuestro" Leonardo Sbaraglia en roles de reparto, logran atraer con sus breves participaciones.


Habiendo dedicado un año y medio a estudiar los fenómenos paranormales y las distintas respuestas a éstos, Rodrigo Cortés presenta una aproximación a este discutido campo de los poderes ultrasensoriales. Crea una perfecta ambientación para generar expectativa, intriga, tensión, drama; y lo logra de manera tal que, posiblemente, lo ha dejado sin energía para el desenlace, que se presenta algo grandilocuente y pretenciosamente sorpresivo (con una revelación que resignifica lo anteriormente visto), un poco por debajo de la calidad obtenida durante gran parte del metraje.
A pesar de ello, el filme atrae muchísimo y logra ser un perfecto entretenimiento que no decae nunca, al contrario, se acrecienta, pero no termina de ser redondo por todo lo apuntado. Lo mejor es verla, disfrutarla, y sacar propias conclusiones.

1 comentario:

Roy Bean dijo...

Bueno, al menos a mi me pareció entretenida, que ya es bastante y sólo la presencia de esa Weaver que parece estar pasando por una segunda juventud también, pero creo que consigue por momentos crear un buen entorno enigmatico. DeNiro cada vez más me parece un histrión, aunque para mi siga estando en el pedestal.

Saludos
Roy

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...