sábado, 25 de febrero de 2012

Crítica - "El artista" (2011), de Michel Hazanavicius: CUANDO VALE LA PENA PAGAR UNA ENTRADA AL CINE (por halbert)


El arte de la cinematografía alcanzó su plena madurez antes de la aparición de las películas con sonido, a finales de los años 20. Dado que el cine mudo no podía servirse de audio sincronizado con la imagen para presentar los diálogos, se añadían cuadros de texto para aclarar la situación a la audiencia o para mostrar conversaciones importantes.

Así, tal cual, es el filme “El artista”, un filme mudo ¡de 2011!, en blanco y negro, con cuadros de texto intercalados entre las imágenes, y la clásica proporción de pantalla 4:3, característica de esa época.
Las proyecciones de películas mudas normalmente no transcurrían en completo silencio: solían estar acompañadas por música en directo, cosa que, naturalmente, no sucede en la proyección del filme reseñado (aunque no hubiese sido una mala idea, ¿verdad?).  
Michel Hazanavicius se lanzó a la heroica aventura de dirigir esta bella obra que resulta un evidente homenaje a ese arte que crecía día a día en el año 1927, en el que se desarrolla el comienzo de “The artist”.



A pesar de no ser una historia muy original (y, tal vez, también emulando el tipo de historias que el cine norteamericano contaba en esa época), el guión se centra en la decadencia de una estrella del cine mudo, George Valentin, con el arribo del sonido en las películas, y en el triunfo de Peppy Miller, una aspirante a actriz, que se convierte en estrella fulgurante. La magnífica pareja de actores que dan vida a estos roles son Jean Dujardin y Bérénice Bejo (argentina radicada en Francia), ambos excelentes en su difícil tarea de actuar sin decir una sola palabra, apelando a sus rostros y sus cuerpos para expresar sensaciones y sentimientos.



Superlativa es la ambientación de época, el vestuario, el maquillaje, los decorados, la banda sonora… Todo contribuye a llevar al espectador a disfrutar honestamente de una historia que incluye sutiles referencias y homenajes al cine de aquella época, mostrando el detrás de escena de la industria cinematográfica de hace casi 100 años.
John Goodman, Penelope Ann Miller, James Cromwell, Missy Pile y hasta Malcom McDowell en un breve cameo se lucen para brindar papeles secundarios queribles. Y oración aparte merece el perrito adorable que se convierte en héroe de la película en una secuencia crucial de enorme suspenso y acción.



Hazanavicius se permite homenajear también a otro grande del cine como Orson Welles, emulando una famosa secuencia de “El ciudadano”, desplegando su maestría para manejar la síntesis, describiendo el deterioro del matrimonio de George Valentin en pocos segundos, mostrando sucesivos desayunos junto a su esposa, donde el maquillaje, la música y la actuación cada vez más cortante contribuyen a ello.


Frente a tantos amantes del cine que hoy se conforman con ver una película recién bajada de la Red en la pantalla de su computadora, entrar a la sala de cine a ver “The artist” es una experiencia irrepetible, única, porque nos pone (casi) a la misma altura del espectador de hace un siglo atrás, que disfrutaba colectivamente, y más inocentemente, del espectáculo que significaba ir a ver una película. Eso vale el precio de una entrada, y mucho más…

7 comentarios:

Alejandra Isadora dijo...

Con mucho respeto, pero tu critica me pareció poco seria, dominada por las emociones instantaneas al ver esta pelicula (a muchos los amantes del cine nos emocionó por lo menos una de las escenas de esta película). Demasiadas flores, pero sin cuestionar cual es lo que se pretende con The Artist. Si es una homenaje al cien mudo, solo quedaría en ello: un homenaje, y nada más. Pero la pretensión de su simplista director (me niego a creer que alguien considere que estuvo bien dirigida, por el contrario, tiene fallas garrafales, precisamente en su cobardía al manejar la cámara--> demasiado estática) lleva a The Artist más allá: ansía ser una película muda de verdad, pero de esas hollywoodenses que hoy nadie recuerda por su argumento superfluo y obvio. The Artist sería un película recomendable si se le diera el lugar que merece: una cinta con buenas intensiones. Pero NO!!! The Artist pretende ir más allá de lo que realmente merece. Hubiese sido un buen ensayo de egreso de un grupo de alumnos cinéfilos, pero nada más.
En un año repleto de buenas cintas, de directores connotados y otros valientes que recién se inician en el oficio (Mike Mills,Mike Cahill, por decir pocos) sorprende la miopía de muchos al alzar este filme como LA GRAN película.
Para mi no es más que un mero ensayo, con la gran actuación del actor protagonista y del perro, pero del resto..nada. Bérénice Bejo no convence como nueva diva del cine de los 30, su actuación es débil, aunque produzca una enorme ternura.
Una pelicula sin nota, por ser un ensayo de pelicula, un homenaje al cine hollywoodense (no por ello del bueno), con una banda sonora absurdamente básica (pese a que se exigía lo contrario al no existir dialogo sonoro) y pretenciosa hasta en sus más mínimos detalles.

Fernando Terreno dijo...

Con respecto a las películas homenajeadas me pareció que la primera es Metrópolis (la escena del comienzo con las descargas eléctricas), también La rosa púrpura de El Cairo (cuando el protagonista mira la proyección detrás de la pantalla y luego sale a saludar al público). Me pareció ver varias más que no puedo precisar (aparte de la final a Fred Astaire y Ginger Rogers).
Espectaculares John Goodman y Malcom McDowell (el actor de La naranja mecánica hace el papel del chofer) y el gordo está maravilloso como siempre.
¿Podés aclarar la escena en que homenajea a El Ciudadano?
Y si recordás otras homenajeadas, te agradeceré que las aclares.
¡Una pinturita!

miguel moreno dijo...

"El Artista" es una pelicula extraordinaria , es un homenaje al cine , al cine de verdad , de ese q ya hace mucho no se ve . No he visto todas las peliculas nominadas al oscar , solo 3: "la invencion de hugo" , "caballo de guerra", y "el artista" , pero me basta para decir q "el artista" debe ser la ganadora. Quisiera hacer una comparacion entre "hugo" y "el artista" , pues mientras en la 1ra (extraordinaria tambien por cierto)scorsese homenajea el cine a travez de lo ultimo en tecnologia mostrandonos secuencias de cine mudo en 3D (impresionante , de antologia), hazanavicious lo homenajea a travez de la dificil (o casi imposible) tarea de crear un film mudo en pleno 2011!! , y no porque sea muy dificil filmar en mudo , pues cualquiera podria agarrar su camara y ponerse a filmar en mudo (cualquier egresado de un instituto cinefilo podria experimentar haciendo una pelicula muda como dice alejandra isadora), sino porque hay q tener bastante conocimiento , un talento de verdad , y un coraje a prueba de obstaculos para ir contra la corriente y crear una pelicula muda celebrada en todo el mundo y rendida tanto por el publico y la critica en una epoca en q los efectos visuales y la tecnologia inundan la pantalla y son los q marcan el exito o fracaso de un film .
No estoy de acuerdo en calificar a este film como mero ensayo , o simplista por parte de su director , pero para nada . Al contrario estamos ante una obra de arte , pues recoge lo mejor no solo del mudo , sino de muchos otros generos y cada secuencia o momento es mejor q el anterior. Los 1ros 20 minutos del film son una deliciosa comedia (parece q estamos ante el mejor registro de hawks , cukor o capra) , luego sobreviene el drama tratado de manera magistral , para desembocar en la tragedia de este personaje (q personifica al cine mudo) victima de la llegada del cine sonoro , es decir, de la tecnologia (q metafora con nuestra realidad) , y como no , victima tambien de su propio orgullo , mostradas en escenas notables y maravillosas (como aquella en q el protagonista mira solo en su habitacion uno de sus films de antaño y de pronto cuando se termina se queda la pantalla en blanco y en silencio mostrandonos su tremendo vacio, o aquella secuencia deliciosa en q vemos a la protagonista abrazada por uno de los sacos de la estrella mientras se pone a imaginar q esta con el y parece q el saco tuviera vida ,por mencionar solo algunas, maravilloso!)en las q el director no solo homenajea a orson welles sino tambien al murnau de "amanecer" o sobre el final a "vertigo" de hitchcock (con la misma banda sonora pura y envolvente q utilizo el viejo maestro del cine-suspenso para crear una de sus obras mas grandes)en una secuencia crucial y antologica . Pero todos estos momentos tan distintos , o distantes unos de otros , son armados o engranados por el director de manera limpia y natural , sin el mas minimo roce o forcegeo entre ellos.
En suma "El Artista" es el amor o la pasion profunda q siente el director por el cine , y esa inspiracion la encontramos desde el 1er hasta el ultimo fotograma , una obra maestra absoluta .
PD.- fernando terreno , el actor q hace del chofer es james cromwell , malcom mcdowell aparece sentado en una silla como un asistente del productor hablando con la protagonista .

Fernando Terreno dijo...

Miguel Moreno:
Gracias. Efectivamente, lo confundí con Cromwell.
Hice una lista de películas "homenajeadas" y ya llevo una docena. Ahora habrá que agregar la de Murnau (La marca del zorro, El muelle de las brumas, Metrópolis, La rosa apúrpura de El Cairo, El ocaso de una vida (Sunset Blvd.), Vértigo, Nace una estrella o Ha nacido una...)
Gracias de nuevo.

reseñas de cine dijo...

No comparto mucho con su crítica. Como dijo Alejandra, hay que ver cuales son las pretenciones que quiere imponer The Artist.

http://criticasyresenasdecine.blogspot.com/2012/02/critica-artist-el-artista.html

Carlos dijo...

El Artista podrá tener sus detractores y hasta quienes le nieguen la valentía de un film de culto, pero estoy seguro que quedará en la historia del cine como una bella pieza de arte, un joya que el tiempo ni la mala fé podrán borrar

Anónimo dijo...

Revitailiza al arte cinematográfico del Siglo XXI.El trama de la película puede resultar simplista para muchos que están acostumbrados a los efectos especiales, pero perfecta para homenajear a los grandes filmes mudos del primer cuarto del siglo XX. Reivindica la importancia que tiene la banda sonora y las expresiones corporales en un gran filme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.