lunes, 5 de diciembre de 2011

ANECDOTARIO: El gato de "El padrino"


Una de las imágenes más célebres de “El padrino” (1972) de Francis Ford Coppola es la de Marlon Brando sentado en un sillón y mimando a su gato. Lo que pocos saben es que fue fruto de una de sus tantas ocurrencias.

Brando era un actor algo insurrecto, que no le gustaba ceñirse rigurosamente a las indicaciones de sus directores; y Coppola era un director que estimulaba la improvisación y espontaneidad entre sus actores, por lo que ambos congeniaban en cuanto a ello.

En un momento del rodaje de una importante escena, Brando alzó un pequeño gato callejero que se había filtrado en el estudio y empezó a acariciarlo. Sin dudarlo, Coppola dio el grito de “Acción!” y el actor comenzó a decir su texto. Ésa fue la única escena en la que el gato aparecería, ya que luego de culminada la misma, huyó del cobijo dado por Brando y no volvieron a encontrarlo.

Cuando los productores vieron la escena rodada, se dieron cuenta que el ronroneo del animal tapaba la voz de Brando, por lo que exigieron a Coppola doblar la voz del actor para que se lo oyera y el público entendiera el diálogo correctamente…



3 comentarios:

Marisa dijo...

Lo acabo de compartir en mi muro muy interesante no conocia la anecdota !

Pabela dijo...

Qué buena anécdota no la conocía! Después de leer lo que era Brando en los plató no me extrañaría que todo haya ocurrido tal cual, tal cual!

HALBERT dijo...

Gracias Marisa y Pabela por compartir y comentar. Siempre hay anécdotas en los rodajes, algunas verdadras y otras leyendas incomprobables. Al menos son ingeniosas, jejeje.
Slds.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...