jueves, 30 de abril de 2009

FILMES VISTOS RECIENTEMENTE: "Cuando todo cambia" (2007), de Helen Hunt


(* * *) Buena
La actriz Helen Hunt se ha lanzado a dirigir su primer largometraje, “Then she found me”, una comedia dramática basada en una novela de Elinor Lipman, protagonizada junto a Colin Firth, Matthew Broderick y Bette Midler.
El guión gira en torno a una profesora de Nueva York que atraviesa una crisis cuando, en cuestión de poco tiempo, se separa de su marido, su madre adoptiva muere, conoce a su madre biológica, empieza un romance con el padre de uno de sus estudiantes y desea fervientemente ser madre de un bebé.

Con resabios de algunos filmes de Woody Allen, incluyendo a una conflictuada protagonista judía con problemas sentimentales, la trama gira en torno a las decisiones que debe tomar esta mujer, que se enfrenta a un cambio importante en su vida. Y en esa búsqueda de su propia identidad descubrirá que, a pesar de haber sido abandonada (tanto por su madre biológica al nacer, como por su marido actual), un futuro con esperanzas puede ser posible para ella. Mezclando drama y comedia, el filme resulta agradable y resulta más interesante en los momentos en que el personaje de Bette Midler hace sus apariciones. Promisiorio debut de Hunt tras las cámaras, aunque el filme haya pasado sin pena ni gloria por las salas; sí tuvo más repercusión en festivales de cine independiente.

martes, 28 de abril de 2009

FOTOS COMENTADAS

"Kramer vs. Kramer" (1979), de Robert Benton

Joanna Kramer (Meryl Streep): Fui a ver a un psicólogo, uno muy bueno. Y me siento mejor conmigo misma que en toda mi vida. He aprendido mucho sobre mí.

Ted Kramer (Dustin Hoffman): ¿Por ejemplo? En serio, me gustaría saber qué has aprendido.

Joanna Kramer: He aprendido que quiero a mi hijo y que soy capaz de cuidarlo.

Ted Kramer: ¿Qué quieres decir?

Joanna Kramer: Quiero llevarme a mi hijo.

Ted Kramer: No puedes.

Joanna Kramer: No te pongas a la defensiva.

Ted Kramer: No me pongo a la defensiva. ¿Quién se fue hace 15 meses?

Joanna Kramer: No me importa, todavía soy su madre.

Ted Kramer: Sí, a 5000 km de distancia. ¿Enviar postales te da derecho a volver?

Joanna Kramer: Nunca dejé de quererlo...

Ted Kramer: ¿Qué te hace pensar que te quiere?

Joanna Kramer: ¿Qué te hace pensar que NO me quiere?

Ted Kramer: OK, bueno, vamos a empezar a discutir esto como en el pasado.

Joanna Kramer: No me negarás...

Ted Kramer (interrumpiendo): No me digas lo que puedo o no puedo hacer. No me hables así.

Joanna Kramer: Lo sabía...

Ted Kramer: Haz lo que creas conveniente.

Joanna Kramer: Siento mucho todo esto...

Ted Kramer: Haz lo que tengas que hacer.

Ted se levanta de la mesa, estrella contra la pared la copa de vino que estaba tomando y se va, dejando a Joanna shockeada...

sábado, 25 de abril de 2009

Nueva sección: PERSONAJES MEMORABLES (y los actores que les dieron vida): Bela Lugosi como Drácula

El actor Lon Chaney fue convocado para el rol de Drácula, de Bram Stoker, un conde de Transilvania y vampiro sediento de sangre. Pero Chaney murió de cáncer y fue reemplazado por un casi desconocido actor húngaro llamado Bela Lugosi, que había desempeñado ese rol en teatro.
Si esta oportunidad única que el actor consiguió fue afortunada o no, es debatible. Sí le trajo fama y fortuna, y le quedaba tan bien el papel, que nunca brilló tanto en otros personajes como en éste. Y así como Drácula estaba destinado a chupar la sangre de sus víctimas por toda la eternidad, Lugosi fue destinado a representar al conde, o variaciones del mismo, a lo largo de toda su carrera artística.
Si se puede decir que un actor quedó atrapado en un personaje, éste fue él. Gran parte de la razón de esto se debe a que la aparición de Lugosi en la pantalla, con sus lentos movimientos, su lúgubre presencia, su hipnótica mirada, hacía del Conde un ser imposible de no mirar. Bela Lugosi nos muestra en "Drácula" (1931), de Tod Beowning, un Conde refinado y elegante, contenido y sobrio, tenso e inspirador de respeto, y esto se debe a que él proporciona una incomodidad intelectual más que física. Verlo con su cadavérica faz y su pálido espectro descendiendo una escalinata sugiere un pavor ancestral. O verlo atacando a una florista en la espesa noche londinense, a la que envuelve en su capa y, poco después, asistiendo a una función de ópera en un palco, hace sentir al espectador la amenaza constante.
Bela Lugosi además, tomó para sí un gran mérito: no utilizó colmillos ni chorros de sangre, renunciando a un maquillaje exacerbado para causar más impresión.
Años más tarde, los papeles dejaron de llegarle y se volvió un adicto a la morfina. Según lo antes dicho, Bela Lugosi fue reducido a actuar en películas clase B, terminando su carrera de manera no muy feliz. A su muerte, en 1956, 25 años más tarde el estreno del filme que lo catapultó a la gloria, fue incinerado con su traje de Drácula puesto, todo un símbolo de lo que ese rol significó para su vida.
Si los fanáticos no podían ver a otro que no sea él en este mítico rol cinematográfico, merece, entonces, la inmortalidad en este papel.


lunes, 20 de abril de 2009

1 año y medio: 8.643 visitas DE TODO EL MUNDO!! Gracias Planeta Tierra!!

1. Argentina 5.252
2. Spain 781
3. Mexico 692
4. Chile 555
5. Colombia 303
6. Peru 244
7. United States 192
8. Venezuela 145
9. Uruguay 107
10. Ecuador 49
11. Bolivia 33
12. Costa Rica 27
13. Dominican Republic 23
14. Panama 19
15. Paraguay 17
16. Germany 16
17. Brazil 16
18. Puerto Rico 15
19. Guatemala 14
20. Italy 13
21. United Kingdom 12
22. Canada 11
23. France 11
24. (not set) 11
25. El Salvador 10
26. Honduras 10
27. Netherlands 7
28. Israel 7
29. Hungary 6
30. Cuba 5
31. Russia 5
32. Belgium 4
33. Nicaragua 4
34. Japan 3
35. Sweden 3
36. Romania 3
37. Bulgaria 2
38. Turkey 2
39. Qatar 1
40. Switzerland 1
41. Poland 1
42. Australia 1
43. Gibraltar 1
44. Indonesia 1
45. China 1
46. Greece 1
47. India 1
48. Namibia 1
49. Trinidad and Tobago 1
50. United Arab Emirates 1
51. Morocco 1
52. Czech Republic 1

Crítica - "Entre los muros" (2008), de Laurent Cantet: EXTRAORDINARIA Y SORPRENDENTE PINTURA DEL PRESENTE EN LAS AULAS (por halbert)

Hay veces que una película se estrena en un mercado, justo cuando una problemática se discute en ese lugar y resulta similar a la tratada en el filme. Casualidad o no, “Entre los muros” hace su (¿sorpresiva?) aparición en nuestras salas, cuando un debate como el del sueldo docente aún resuena entre los argentinos.
El director Laurent Cantet se hizo muy conocido, especialmente en Argentina, allá por 1999 cuando, en el marco del primer Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, se alzaba con el máximo galardón de esa edición con su filme “Recursos humanos”, acerca de la lucha sindical en una fábrica y el enfrentamiento sufrido entre un padre y su hijo, operario y jefe de recursos humanos, respectivamente.
Esta vez, el realizador francés se mete con la educación. Habiendo impartido un taller de arte dramático en el Instituto Françoise Dolto, de la periferia de París, conoció a François Bégaudeau, profesor de francés, que alcanzó el éxito con la publicación de su novela Entre les murs. La película, que se rodó en ese mismo instituto, está basada en su novela homónima y narra las difíciles relaciones en un colegio multirracial y en conflicto con la sociedad que lo rodea. El profesor protagonista de la película, François (el profesor en la vida real, aquí también como guionista y actor principal), intenta instaurar una relación igualitaria con los alumnos, pero debe lidiar no solamente con cuestiones ligadas a los contenidos conceptuales, sino principalmente, con los conflictos actitudinales y contestatarios de su impetuoso alumnado.
La película muestra el transcurrir de un año lectivo, donde asistimos de entrada a la reunión de presentación de los docentes, en la que ya se “huele” lo difícil que será atravesar el año de clases en esa institución. A lo largo de la cinta, los profesores son mostrados con una gran pasión por su trabajo, preocupados por motivar a su grupo de alumnos, cada vez más difíciles de estimular, y ocupados en luchas contra la indisciplina generada entre las cuatro paredes del aula. Y tal es la insubordinación reinante en esa escuela, que vemos a algunos comprometidos maestros perdiendo los estribos o a punto de renunciar a su vocación por la, a veces, interminable lucha contra la falta de interés de los jóvenes por querer aprender algo.
Estamos ante un filme eminentemente hablado. Y ese es el dato más positivo: los diálogos son de una naturalidad apasionante y conmovedora, que se entrecruzan como fulminantes dardos entre profesor y alumnos, cuando las discusiones se tornan álgidas. Y esas disputas tienen su origen en cuestiones (tan banales) como tener que explicar por qué la “hora” de clase tiene 55 minutos y no 60, o por qué hay que aprender a conjugar bien los verbos, o por qué hay que escribir un autorretrato que implica exponerse ante los demás… Banales o no (aparentemente, para el alumnado, no) ciertas clases concluyen sin lograr la exposición del tema del día, siendo (posiblemente) uno de los motivos que genere, casi concluyendo el filme, que una alumna le responda a su maestro cuando éste le pregunta qué aprendió en el año, y reciba la apabullante respuesta: “No aprendí nada”.
Resulta tan irreprochablemente creíble la historia gracias al gran trabajo del guión, de la dirección y del reparto (los alumnos no son actores, sino alumnos en la vida real, al igual que el docente).
No hay final feliz ni edulcoradamente conmovedor. Reflexiva a más no poder, “Entre los muros” nos enfrenta con el dilema de siempre: ¿cuán importante es la educación que se recibe en el paso por las aulas? ¿Qué (difícil) tarea se les presenta a los docentes cuando se enfrentan cada año a su curso de turno?
A algunos políticos argentinos, que acusan que la lucha de los docentes por su salario no tiene asidero, les convendría ver esta película… Aunque… mejor no, dado que, tal vez, deliberarían más de la cuenta y se obligarían a desdecirse de muchas de sus aseveraciones.
En mayo de 2008, “Entre los muros” fue galardonada con la Palma de Oro en la 61.ª edición del Festival de Cannes. Hacía 21 años que no se le concedía a una película francesa. Por lo visto y todo lo antedicho, Laurent Cantet también da clase. Y magistral.

domingo, 19 de abril de 2009

VIDEOCINE: Duplicidad (2009), de Tony Gilroy

Claire (Julia Roberts), ex agente de la CIA, y Ray (Clive Owen), ex agente del MI6, han abandonado el mundo del espionaje nacional para aprovecharse de la lucrativa guerra existente entre dos multinacionales rivales. ¿Su misión? Conseguir la fórmula para un producto que hará ganar una auténtica fortuna a la empresa que la tenga primero. Cada vez hay más en juego, el misterio se hace más palpable y las tácticas son más sucias, pero el secreto mejor guardado es la creciente atracción que sienten Claire y Ray el uno por el otro. Mientras se esfuerzan en mantenerse un paso por delante del otro, estos dos solitarios profesionales acaban enfrentándose a algo a lo que no pueden engañar: el amor.

Después de debutar como director en 2007 con la aclamada Michael Clayton, Tony Gilroy ha decidido volver al sucio mundo de las grandes corporaciones aunque, esta vez, con un toque romántico. Ha creado una historia llena de vueltas y revueltas contra el telón de fondo de la carrera entre dos titanes de la industria para ser el primero en comercializar un producto milagroso. Para que los actores pudieran controlar el ritmo endiablado de los diálogos antes del rodaje, Tony Gilroy dedicó una semana a ensayar con Julia Roberts y Clive Owen.

miércoles, 15 de abril de 2009

FILMES VISTOS RECIENTEMENTE: "Efectos personales" (2009), de David Hollander

(* *) Regular
Intimista drama de dos seres grises que, pasando por tristes presentes, se cruzan en la vida para contenerse mutuamente. Walter (Ashton Kutcher) es un luchador universitario cuya carrera deportiva se ve interrumpida por el repentino asesinato de su hermana. Linda (Michelle Pfeiffer) ha perdido a su marido como resultado de un violento crimen y es madre de un hijo sordomudo. Ambos se conocen asistiendo a los respectivos procesos que juzgarán los crímenes que desgarraron sus vidas y acudiendo a una terapia de grupo para familiares para superar su ira y el dolor de sus pérdidas.
El tono y el ritmo del filme acompaña el estado de ánimo de sus protagonistas, así como también todos los elementos de la puesta en escena, especialmente la fotografía y el montaje, dotando a muchas transiciones de escenas con un efecto de desenfoque, emulando, tal vez, lo borroso y fuera de foco en el que se hayan atrapados Walter y Linda. Se trata de un guión de lento desarrollo, que va cobrando intensidad emocional a medida que avanza, y que proyecta una atmósfera fría y desgraciada, de espacios vacíos, colores apagados y exteriores lluviosos.
Pfeiffer y Kutcher hacen buena pareja en escena (se aclara que, como muchas ficciones de cine, aquí también aparece el romance) y parece inevitable hacer comparaciones: dado el matrimonio que Ashton Kutcher tiene con la casi cincuentenaria Demi Moore, el mismo idilio se repite en pantalla con otra mujer mayor que él (¡y qué mujer!).
El joven actor demuestra cierta ductilidad en el género dramático, pero le queda mejor la comedia. Pfeiffer cumple como siempre, y Kathy Bates (como la madre de Walter) ofrece poco pero muy bueno.

lunes, 13 de abril de 2009

FOTO ACERTIJO

RESUELTA EN 17 DÍAS!!
Segundo filme de un joven director argentino, que participó en los Festivales de Toronto y San Sebastián en 2005.

Responder:
1- Título del filme
2- Director
3- Actrices de la foto
4- Bonus: Actriz que participó del filme, y que es madre del director

Hacé click en comentarios para responder

Excelente aLtE®MaRiaNiTa!!!
1- Monobloc
2- Luis Ortega
3- Carolina Fal y Graciela Borges
4- Evangelina Salazar

martes, 7 de abril de 2009

FILMES VISTOS RECIENTMENTE: "Esperando la carroza 2" (2009), de Gabriel Condrón

(*) Mala
Impresentable secuela de la mejor comedia del cine argentino. Luego de más de dos décadas del estreno de "Esperando la carroza" llega esta continuación (?) innecesaria en donde el lugar común, los chistes malos, las puteadas constantes parecieron ser la base del guión. El mismo no tiene ninguna razón de ser y no aporta más que un desprestigio a la historia de la película original.
Ni Luis Brandoni, ni Betiana Blum, ni ambos Tenuta (Juán Manuel y Andrea), ni Mónica Villa, ni Roberto Carnaghi (reemplazando al fallecido Julio De Grazia), ni Lidia Catalano... Ninguno de estos "buenos" actores logra salvar a la película del fracaso artístico (luego se sabrá qué pasará con lo comercial). Por otro lado, la proliferación de (malos) actores televisivos para los roles secundarios no hacen más que abaratar el valor de este filme (léase Gabriela Mandato, Facundo Espinosa, Gastón Grande, etc.).
Para colmo, la exigua duración del filme (77 minutos) hace que no pueda desarrollarse una trama más compleja y, además, dado el tedio provocado por las tristes escenas llenas de gritos (sobre todo llegando al final) la tornan interminable. Paradojas, si las hay...
La trama ni vale la pena reseñarla. China Zorrilla y Antonio Gasalla, que no participaron de esta secuela, agradecidos.

viernes, 3 de abril de 2009

FOTO ACERTIJO: Winslet x 6

RESUELTA EN 4 DÍAS!
Ganadora del Oscar a mejor actriz protagónica este año, Kate Winslet demuestra con cada rol lo multifacética y comprometida que es como artista.


Responder:
Título de cada filme con su nro. correspondiente.

Hacé click en "comentarios" para responder.

Muy bien aLtE®MaRiaNiTa!!! Casi todo correcto!! Falló la 3 y la 6...

1. Revolutionary Road

2. Iris

3. Sense and sensibility

4. Titanic

5. The Reader

6. Heavenly creatures

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...